Este día en la historia: 12 de diciembre

Este día en la historia: 12 de diciembre

Hoy en la historia: 12 de diciembre de 1408.

La orden caballeresca medieval del Dragón fue fundada en este día por Segismundo, rey de Hungría (que más tarde se convirtió en el Sacro Emperador Romano) y su reina Bárbara de Celje. Era similar a otras órdenes militares de la época, como la Orden de San Jorge, que era una distinción otorgada a los defensores de la cristiandad contra sus enemigos, especialmente a los turcos otomanos.

La Orden del Dragón se creó en una época en la que el Imperio Otomano se expandía ampliamente, especialmente al sur de Hungría, en los Balcanes. Las cruzadas todavía eran un acontecimiento bastante reciente. Después de que los ejércitos cristianos y musulmanes lucharon ferozmente por la posesión de Bosnia causando la muerte de muchas familias nobles, Sigismund decidió crear la orden. En 1408, 21 nobles se reunieron para recibir la iniciación. La orden creció en 1418, y una vez más en la década de 1430.

Uno de los destinatarios de la orden fue Vlad II, quien luchó sin descanso contra los otomanos al sureste de Hungría en Valaquia durante décadas. Su hijo demostró ser tan capaz de un guerrero como su padre. Vlad y sus hombres fueron apodados los "Draconistas" por la Orden con la que fueron honrados.

El anciano Vlad tomó el nombre de Vlad Dracul localmente, lo que se traduce como "Vlad el Dragón", mientras que el patronímico resultante del nombre de su hijo fue "Drácula". derivar de una persona real real.

El orden en sí estaba simbolizado como un dragón enrollado con su cola en círculos alrededor de su cuello. Su parte posterior llevaba la cruz de San Jorge, el cazador de dragones. La cruz en la espalda del dragón significa el triunfo de Cristo sobre el poder del infierno. El dragón que devora su propia cola representa el ciclo interminable de nacimiento, muerte y resurrección, que es un antiguo simbolismo que puede haber llegado al cristianismo a través del culto pagano de Mitra.

A medida que la Orden creció, Segismundo decidió dividir la membresía en dos niveles o grados. La clase superior de la Orden tenía derecho a usar tanto el dragón como la cruz como emblema de la Orden, mientras que los miembros del segundo grado, que era el grupo más grande, tenían que contentarse con lucir solo al dragón como emblema.

Después de la muerte de Segismundo en 1437, la Orden perdió gran parte de su prominencia y prestigio, aunque el emblema logró vivir en el escudo de armas de numerosas familias nobles húngaras.

Deja Tu Comentario