Por qué nos besamos bajo el muérdago

Por qué nos besamos bajo el muérdago

Si alguna vez te has preguntado por qué nos besamos bajo el muérdago y cómo la planta obtuvo ese nombre extraño, bueno, no te preguntes más.

El nombre de muérdago deriva del hecho de que el muérdago tiende a brotar de los excrementos de aves que han caído en los árboles, ya que las semillas han pasado por el tracto digestivo de las aves. Así, a la planta se le dio el nombre "misteltan" en inglés antiguo de "mistel", que significa "estiércol", y "tan", el plural de "ta", que significa "ramita". Por lo tanto, "muérdago" es otra forma de decir esencialmente "ramita de estiércol".

El muérdago no solo es una ramita de estiércol, sino que la mayoría de las variedades de esta planta son parásitos parciales, ya que no pueden sostenerse con su propia fotosíntesis, por lo que filtran lo que necesitan del árbol en particular en el que están creciendo. Algunas variedades de muérdago, como el Arceuthobium pussilum de América del Norte, son parásitos completos ya que obtienen todos sus recursos del árbol en el que están creciendo y no tienen hojas.

Entonces, ¿de dónde viene la tradición de besarse bajo una ramita de caca parasitaria? El muérdago ha sido considerado una planta preciada a lo largo de la historia que se remonta a los antiguos griegos, celtas, babilonios y escandinavos. Por ejemplo, los antiguos griegos consideraban a la planta afrodisíaca; Creía que ayudaba en la fertilidad; y podría ser utilizado para lograr la vida eterna.

Según la antigua leyenda babilónica, tenían lo más parecido a nuestra tradición actual de besar bajo el muérdago. En ese momento, las mujeres solteras en busca de una pareja supuestamente estarían fuera del templo de la diosa del amor. El muérdago estaba colgado en la entrada del templo y cuando un posible pretendiente se acercaba a una de las damas, se suponía que debían unirse con él. Sin embargo, no se besaron, ya que besar no era una manera de mostrar afecto en ese momento en el imperio babilónico.

En cuanto a una raíz más directa de nuestra tradición de besos, Norseman tenía muchas tradiciones y leyendas sobre el muérdago. Una tradición era que el muérdago era una planta de paz y que cuando los enemigos se encontraban debajo del muérdago se vieron obligados a dejar de luchar por al menos un día. Eventualmente, esto generó una tradición de colgar el muérdago sobre la puerta de su casa para la paz y la buena suerte.

El muérdago se asoció con la Navidad debido a esta tradición de colgar el muérdago en la propia casa para traer buena suerte y paz a los que están dentro de la casa. El muérdago se colgaría alrededor del Año Nuevo y el muérdago del año anterior se eliminaría, con sus poderes aparentemente aprovechados. La nueva planta entonces proporcionaría esta suerte durante todo el año.

En el siglo XVIII en Gran Bretaña, esto se convirtió en la tradición de los besos que tenemos hoy. En este momento, se hizo popular para crear una bola de muérdago que se colgaría como una decoración de Navidad. Si se encontraba una pareja debajo del muérdago, se obligaban a besar si la bola de muérdago todavía tenía bayas. Por cada beso, una baya sería tomada de la pelota. Una vez que todas las bayas se habían ido, toda la "suerte" en el amor y el matrimonio se consideraba drenada del muérdago y ahora se consideraba mala suerte besar debajo de ella, en lugar de la buena suerte como antes.

Datos de bonificación:

  • Según la leyenda nórdica, cuando el dios Baldur y su madre tuvieron un sueño sobre su muerte, su madre Frigga hizo que casi todas las cosas en la Tierra, tanto vivas como muertas, prometieran nunca dañar a su hijo. Ella extrajo esta promesa de todas las cosas, excepto el muérdago, que sintió que era demasiado joven para hacer tal promesa. En este punto, uno de los nuevos pasatiempos de dios era arrojar varios objetos que normalmente matarían a una persona o dios en Baldur, que todos rebotarían sin dañarlo. El dios Loki luego engañó al hermano ciego de Baldur para que lanzara una pequeña lanza con la punta hecha de una ramita de muérdago en Baldur, matándolo. El hermano de Baldur fue asesinado para este acto por los dioses. Eventualmente, se descubrió que Loki había estado detrás de todo esto y estaba atado con una serpiente sobre él que gotearía veneno en su rostro, lo que tenía un efecto ácido. Su esposa entonces se sentaría sobre él y evitaría que el veneno goteara en su cara al recogerlo en un recipiente. Cuando se llenó el cuenco y ella tuvo que vaciarlo, inevitablemente algo del veneno gotearía en su rostro, lo que provocó que se revolviera, provocando terremotos de acuerdo con su leyenda. Luego se dijo que las lágrimas de Frigga sobre su hijo caído eran de donde provienen las bayas blancas del muérdago.
  • Los druidas también consideraban el muérdago sagrado. El historiador romano Plinio el Viejo describió en detalle el ritual realizado por los druidas que recogían el muérdago: “Aquí debemos mencionar la reverencia que sienten por los galos a esta planta. Los druidas, ya que así se llaman sus sacerdotes, no tienen nada más sagrado que el muérdago y el árbol que lo lleva, siempre que ese árbol sea un roble ... El muérdago se encuentra muy raramente; pero cuando lo encuentran, lo juntan, en un ritual solemne ... Después de prepararse para un sacrificio y una fiesta bajo el roble, aclaman al muérdago como una panacea y traen allí dos toros blancos, cuyos cuernos nunca han sido atados antes. Un sacerdote vestido con una túnica blanca sube al roble y con una hoz de oro corta el muérdago, que queda atrapado en una capa blanca.Luego sacrifican a las víctimas, rogando al dios, que les dio el muérdago como regalo, para que sea propicio para ellos. Creen que una poción preparada con muérdago hará que los animales estériles sean fértiles, y que la planta es un antídoto para cualquier veneno. Tal es el poder sobrenatural con el que los pueblos a menudo invierten incluso las cosas más insignificantes ”(Historia Natural, XVI, 249-251; traducción de David Beaulieu)
  • Otra costumbre en Inglaterra con respecto al muérdago era que las niñas pequeñas tomaran una hoja de muérdago y la pusieran debajo de sus almohadas por la noche. Entonces, supuestamente, soñaban con un chico o un hombre en particular con quien querían casarse algún día. Por la mañana, quemarían la hoja. Si crepitaba mientras ardía, se decía que eso significaría que tendrían un matrimonio infeliz con el que habían soñado. Si se quemara sin crepitar, supuestamente tendrían un matrimonio feliz con esa persona, si fueran a casarse con ellos.

Deja Tu Comentario