Thor Heyerdahl y el Kon-Tiki

Thor Heyerdahl y el Kon-Tiki

Thor Heyerdahl nació en Larvik, Noruega, el 6 de octubre de 1914. Su padre trabajaba como cervecero mientras que la madre de Heyerdahl ocupaba una posición de liderazgo en un museo local. Heyerdahl pasó su infancia caminando por el bosque en las afueras de la ciudad y luego escalando montañas con su mascota husky. A pesar de esas aventuras, solo aprendió a nadar en sus veinte años, casi se ahoga dos veces cuando era joven, lo que le provocó un temor comprensible al agua hasta entonces.

Después de estudiar geología y zoología en la Universidad de Oslo, Heyerdahl se embarcó en una estancia de un año (1937-1938) en una isla del Pacífico Sur llamada Fatu Hiva. El viaje tuvo el doble propósito de darle a Heyerdahl la oportunidad de estudiar la flora y fauna locales, al mismo tiempo que sirvió como luna de miel con su nueva esposa, Liv Coucheron Torp Heyerdahl.

Una parte del tiempo de Heyerdahl en Fatu Hiva se pasó con los aldeanos locales y una conversación con un anciano de la aldea cambió su vida para siempre. El anciano le contó a Heyerdahl leyendas sobre sus antepasados, afirmando que provenían de una tierra lejana al este de la isla y que su líder era un hombre llamado Tiki.

El nombre Tiki pegado con Heyerdahl. Era similar a la legendaria feria soleada del rey / dios sol de piel, Con-Tici (también conocida como Viracocha), que gobernó sobre una feria de piel pre-inca que vivía cerca del lago Titicaca en América del Sur. También vio paralelismos en las leyendas del anciano de la aldea y las historias contadas acerca de la masacre de personas de piel clara, con los sobrevivientes que huían al mar.

Esta y otras pruebas tan tenues llevaron a Heyerdahl a suponer que Con-Tiki podría ser a quien el mayor se refirió como Tiki y que las balsas y esta gente legendaria del Perú podrían haber sobrevivido al viaje a través del Océano Pacífico. Por lo tanto, en su opinión, las islas pueden no haber sido pobladas por personas de Asia como se pensaba anteriormente, sino por personas de América del Sur.

Heyerdahl encontró innumerables objeciones a su teoría por parte de académicos y otros, y tuvo dificultades para publicar su tesis, "Polinesia y América: un estudio en relaciones prehistóricas". El consenso fue que una balsa primitiva no podía soportar las tormentas violentas que frecuentemente ocurrían en el Pacífico Sur. Además, estaba la cuestión de si los humanos de este período con o sin la tecnología a la mano podrían haber sobrevivido al viaje cuando estuvieron expuestos a los elementos durante el tiempo que tomaría llegar desde Sudamérica a la Polinesia. Por lo tanto, la teoría de larga data era que hace aproximadamente 5.500 años, personas de Asia viajaron a la Polinesia y se asentaron gradualmente en las islas.

Para sortear estas objeciones, Heyerdahl decidió arriesgar su vida para demostrar que se podía hacer. Después de buscar en varias fuentes un poco más de $ 22,000 para el viaje, luego fue a buscar a algunas personas para que lo acompañaran, colocando un anuncio que decía: "Voy a cruzar el Pacífico en una balsa de madera para apoyar la teoría de que el Mar del Sur Las islas estaban pobladas de Perú. ¿Vendrás? Responde de inmediato.

Reunió a un equipo de cinco hombres, cuatro compañeros noruegos y un sueco, para navegar con él desde Perú hasta la Polinesia. Luego voló a Perú, donde él y su tripulación recrearon minuciosamente una balsa de acuerdo con los materiales y la tecnología que se encuentran en el Perú precolombino. La balsa resultante estaba formada por nueve troncos de madera de balsa atados con cuerdas de cáñamo y una cabaña de bambú abierta a un lado para refugiarse. Lo bautizaron "kon-tiki".

Heyerdahl tenía treinta y dos años cuando el Kon-Tiki salió del puerto el 28 de abril de 1947. Se le unieron sus cinco miembros de la tripulación, un loro verde, múltiples radios portátiles, un generador de manivela y baterías, 275 galones de agua almacenados en latas así como varillas de bambú selladas, y diversos suministros de alimentos como numerosos cocos y batatas, así como raciones de campo suministradas por el ejército de los Estados Unidos y otros implementos necesarios para documentar el viaje.

Los hombres pasaron los siguientes tres meses luchando contra el peligroso clima y las olas del océano, burlándose de los tiburones que nadaban cerca de su embarcación, y complementando sus provisiones con varios peces, que fueron, al parecer, junto con los tiburones, los compañeros constantes de los exploradores alrededor del barco. Durante todo el recorrido. Enviaron informes regulares de radio al continente sobre su progreso y Heyerdahl filmó secciones de su viaje con su cámara.

El 7 de agosto de 1947, el Kon-Tiki había recorrido unas 4,300 millas cuando finalmente golpeó un arrecife y obligó a la tripulación a aterrizar en una isla deshabitada de Raroia, en la Polinesia Francesa. Descubrieron la costa aproximadamente una semana y 260 millas antes en el atolón de Angatau, pero no pudieron aterrizar de manera segura. Sin embargo, ciento un día después de partir de Perú, Heyerdahl demostró que la tecnología náutica disponible para los peruanos precolombinos podría haberlos llevado con éxito a la Polinesia.

Heyerdahl volvió a Noruega a la fanfarria global. Sus imágenes de la expedición le dieron un Oscar en 1951 por Mejor película documental, y su libro titulado La expedición Kon-Tiki: en balsa por los mares del sur ha sido traducido a 65 idiomas y ha vendido aproximadamente 20 millones de copias, todo se está convirtiendo en un fenómeno cultural con "Tiki bars", "Tiki shorts", "Tiki Torches", etc. apareciendo, así como el famoso "Tiki Room" en Disneyland.

Pero, como se puede imaginar, cuando un esposo decide realizar una excursión extremadamente peligrosa de varios meses a través del gran azul sin su esposa, su vida personal sufrió daños irreparables, y él y Liv se divorciaron en 1948. Uno de sus hijos luego afirmó que de esto, su madre se había sentido traicionada porque, cuando se casaron, supuestamente entendía que ella sería una socia en la investigación y exploración de Heyerdahl, pero en última instancia esa promesa nunca se cumplió. También dijo: "Mi padre no podía hacer frente a que ella fuera una mujer tan fuerte e independiente. Su idea de la hembra perfecta era una geisha japonesa, y mi madre no era una geisha ”.

Por supuesto, probar que se podría hacer algo y demostrar que se hizo son dos cosas diferentes y la teoría de Heyerdahl todavía no fue bien aceptada. La evidencia potencial citada en contra de su idea incluía diferencias en los rasgos lingüísticos y culturales entre las personas de las islas y las de América del Sur.

Heyerdahl murió en 2002, no viviendo para ver que, de hecho, tenía la última palabra ... más o menos. En 2011, el profesor Erik Thorsby de la Universidad de Oslo realizó pruebas genéticas en habitantes de la Isla de Pascua. Si bien es cierto que la idea anterior de que los isleños provenían originalmente de Asia se confirmó, en general, el Dr. Thorsby también descubrió que en algún momento el ADN que solo podía provenir de los nativos americanos también se introdujo en la población, ya sea a través de los isleños que hacen la excursión a través del océano y de regreso, o de los pueblos de América del Sur que realizan un viaje de ida. Investigaciones adicionales sobre el tema mostraron que el componente sudamericano del ADN en las personas de Rapanui evaluadas parece haberse introducido alrededor de mediados del siglo XIII hasta finales del siglo XV. Para referencia, la isla en cuestión no fue colonizada por los polinesios hasta principios del siglo XIII. Así que, al final, la evidencia genética parece sugerir que Heyerdahl y la opinión popular estaban en lo cierto y en lo incorrecto.

Datos de bonificación:

  • Thor Heyerdahl también planteó la hipótesis de que los egipcios podrían haber viajado a las Américas, basándose en la construcción de pirámides en ambas áreas, y tener un barco tradicional que habría estado disponible para los egipcios construidos. Después de nombrar el bote por el dios sol Ra, Heyerdahl partió con una tripulación de Marruecos para las Américas el 25 de mayo de 1969. El barco se hundió a 600 millas de su meta, pero un año más tarde completó el viaje con el Ra II.
  • Una tercera expedición en un barco de recreación de la era mesopotámica, llamado Tigris, que debía navegar desde el río Tigris hasta el Mar Rojo, terminó después de cinco meses. El gobierno del norte de Yemen se negó a dejar pasar el barco, y Heyerdahl quemó el barco en el puerto de Djibouti a principios de abril de 1978.

Deja Tu Comentario